¿Cuándo comenzar a tomar el sol tras un aumento de pecho?

 Entre las pacientes que se realizan un aumento de pecho, una de las dudas más frecuentes es saber cuando podrán volver a tomar el sol. La respuesta siempre dependerá del tipo de piel de la persona y el proceso de cicatrización.

 Normalmente, se recomienda no exponerse al sol hasta pasados al menos 3 meses (aún utilizando bikini) de la intervención y 1 año, en caso de realizar top-less. Además, se debe aplicar un protector solar de pantalla total (factor 50), en especial, en la zona de la cicatriz, hasta que el cirujano indique lo contrario. Sin la protección adecuada, la marca de la cicatriz se oscurecerá resultando  más visible.

 A continuación, podéis leer algunos consejos para favorecer la cicatrización:

  1. Dejar de fumar: El tabaco reduce el flujo sanguíneo y en consecuencia, la cantidad de oxígeno que llega a la zona de la cicatriz, lo que retrasa el proceso de recuperación.
  1. Utilizar aceite de Rosa de Mosqueta: Debido a su alto contenido en ácido omega 3 y 6, antioxidantes y vitaminas, este aceite ayuda a regenerar la piel. Se recomienda aplicarlo con suaves masajes circulares.
  1. En caso de tomar el sol (siempre tras la aprobación del cirujano): Reaplicar el protector solar (factor 50) cada 2 horas.
  1. Llevar una dieta saludable: Es un punto clave para una correcta cicatrización; así como incluir en las comidas alimentos ricos en vitamina K (verduras de hojas verdes, pescados y carnes de res) y Vitamina C ( kiwis, fresas, naranjas etc.) que aceleran la cicatrización.

 

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: