La reconstrucción mamaria es el procedimiento quirúrgico que permite reparar de manera uni o bilateral los problemas ya sean congénitos o adquiridos, por enfermedades de diferente índole, especialmente oncológicas o secuelas de accidentes.

La Unidad de Mama de Clinica Sanza está formada por diferentes especialistas dedicados a la reconstrucción mamaria de la forma más natural, lo menos agresiva y lo más inmediata posible, obviamente  buscando preservar o restaurar la armonía, la estética y la simetría delas mamas.

Criterios de la reconstrucción mamaria

  • Estado general de la paciente.
  • Forma y tamaño de la mama contralateral.
  • Estado local de los tejidos (Cicatrices, piel radiada, grosor, elementos anatómicos preservados, etc.)
  • En los casos oncológicos tamaño, localización y naturaleza del tumor.
  • Enfermedades secundarias, como diabetes, obesidad, tabaquismo, etc.
  • Muy importante el aval de su médico, cirujano u oncólogo tratante.

La reconstrucción mamaria va de la mano de las causas que generan el problema inicial y el tipo de tratamiento curativo o paliativo implementado. Conforme van mejorando las técnicas de diagnostico precoz y  las cirugías menos invasivas, nos encontramos con casos en los que la cirugía oncológica (por poner un ejemplo) se limita a la resección parcial (tumorectomía) de una parte del pecho, lo que nos permite una reconstrucción más rápida, efectiva y menos agresiva. Lamentablemente  aun hay casos en que la intervención  es más radical y  por tanto su reconstrucción puede diferirse más en el tiempo e implica  procedimientos más agresivos y complejos.

Cuando realizar la reconstrucción mamaria

Lamentablemente una de las principales causas de reconstrucción mamaria son los problemas oncológicos. El oncólogo, su ginecólogo  y el cirujano plástico de la Unidad de Mama de Clinica Sanza hablaran con usted sobre las posibilidades de reconstrucción del pecho antes de la mastectomía y se considerara la posibilidad de llevarlo a cabo de manera inmediata o diferida. En casos en los que  los procedimientos curativos ya se hayan efectuado (mastectomía uni o bilateral, quimioterapia, radioterapia, braquiterapia, terapia hormonal, cirugías multiples, etc) la reparación quirúrgica deberá efectuarse  una vez recuperada la zona y siempre en concordancia con el oncólogo o senólogo.

La reconstrucción inmediata. Esta cirugía reconstructiva se realiza al mismo tiempo que la mastectomía.

La reconstrucción diferida. Esta es realizada después de la recuperación de la mastectomía.

Formas de reconstrucción mamaria

La filosofía de Clinica Sanza implica  la máxima preservación funcional y estética del pecho. Por tanto son muy importantes los criterios de elección del tipo de procedimiento. Afortunadamente tenemos grandes avances en la medicina preventiva; el diagnostico precoz; el desarrollo de técnicas menos agresivas y más conservadoras, mejores materiales y protésicos, así como,  complementos de bioingeniería y genética que nos permiten ofrecer un arsenal muy completo para la reconstrucción integral del pecho.

 

  • LIPOFILLING O GRASA ENRIQUECIDA CON CÉLULAS MADRE.
  • COLOCACIÓN DE IMPLANTES MAMARIOS DEFINITIVO COLOCACIÓN DE EXPANSORES. Temporalmente y substitución por prótesis definitivas.
  • RECONSTRUCCIÓN CON TEJIDO AUTÓLOGO
    · Rotación de colgajos locales
    · Rotación de colgajos a distancia pediculados
    · Rotación de colgajos libres
  • PROCEDIMIENTOS ACCESORIOS (en casos que se requiera)
    · Reconstrucción de la mama contralateral (elevación, reducción, colocación de implantes, etc)
    · Reparación del complejo areola pezón (injerto, colgajo, micropigmentacion  y tatuaje medico).
    · Fisioterapia y rehabilitación

GRASA ENRIQUECIDA CON CÉLULAS MADRE

REPOSICIÓN VOLUMÉTRICA

Esta técnica está indicada en pacientes que han sido intervenidas de una mastectomía conservadora o ahorradora de piel y también en deformidades pequeñas de la mama derivadas de la extirpación del tumor y una porción limitada del pecho.

Consiste en inyectar a la mama grasa obtenida de su propio abdomen o muslos.
Llamamos células madre a un tipo especial de células indiferenciadas que tienen la capacidad de dividirse indefinidamente sin perder sus propiedades y llegar a producir células especializadas. Las células madre son el origen real de todos nuestros tejidos y  de ellas derivan distintos tipos celulares, distinguiéndose dos de ellas: unas hematopoyéticas que dan origen a las células de la sangre y otras mesenquimales que dan origen a células cutáneas, adiposas, cartilaginosas, musculares, óseas, nerviosas, etc.  Estas células poseen dos características:

·Autorenovación: Capacidad de las células para replicarse y expandirse.
·Diferenciación:
Capacidad de formar diferentes tipos de células funcionales.

El tejido graso es un tejido muy rico en células madre del tipo mesenquimal, contiene 500 veces más que la medula ósea,  por lo que se ha planteado  un  método para su extracción y preservación.

Para obtener el tejido graso que necesitaremos para inyectar en la mama se requiere efectuar una liposucción previa, y en lugar de destruir los edipocitos los reutilizamos, es decir aprovechamos aproximadamente 1 o 2 kg de tejido graso. Se procesa para la conservación y almacenamiento con la finalidad de reutilizarla mediante un lipofilling, es decir, recolocar el tejido graso en el pecho u otras zonas si así se desea.

El cirujano recolecta la grasa en  un sistema estéril  para su envasado y transporte. Dicha grasa es enviada al laboratorio para aislar las células madre y su posterior almacenaje,  cultivo  y conservación en un banco de células a -180 º centígrados aproximadamente. Se conservan para toda la vida con las propiedades del día que se extrajeron.

La ventaja de este tipo de procedimiento es que el aumento o reposición de volumen de la mama es muy sencillo y muy natural, además de no dejar ninguna cicatriz, es permanente y dado que las células las tenemos almacenadas y criopreservadas, podemos disponer de ellas en el momento que deseemos sin necesidad de nuevas cirugías para obtener  grasa.

Desventajas: Se requiere contar con una zona donadora de grasa adecuada, puede requerir uno más pequeños procedimientos de relleno hasta conseguir el volumen adecuado.

COLOCACIÓN DE PRÓTESIS DEFINITIVAS

O COLOCACIÓN DE EXPANSORES

Las prótesis de gel de silicona que se utilizan para dar forma a la mama. Son las mismas que utilizamos en el aumento de mamas convencional. Existen múltiples formas y medidas y colocamos uno u otro implante, según: el estado del tejido mastectomizado (irradiado o no), la forma del pecho y  los elementos de cobertura con los que contemos. Pueden colocarse  de manera definitiva o en ocasiones para sustituir un expansor una vez que este haya conseguido crear un espacio  optimo para el implante. Permiten en la mayoría de los casos una reparación en un solo tiempo con resultados  muy estéticos y naturales.

Los expansores son prótesis de silicona que tienen la capacidad de irse rellenando paulatinamente con suero fisiológico y expandirse. En la reconstrucción mamaria se colocan debajo del músculo pectoral y la pared torácica, con el objetivo de permitir que la piel y los tejidos del pecho aumenten, como ocurre en un embarazo. La solución salina se inyecta en el expansor a través de una válvula o vía de acceso. Una vez que el expansor está completamente lleno, se deja implantado por varias semanas o meses para lograr el máximo crecimiento de la piel y los tejidos. Existen otro tipo de expensores definitivos que no requieren ser sustituidos por  implantes.  El cirujano plástico decidirá cuál de ellos es el ideal para la mejor reparación de su pecho. Son los expansores de doble volumen, es decir contienen una parte de gel de silicona cohesivo como las prótesis mamaria y otra parte del suero fisiológico que vamos a inyectar por la válvula expensora.

Antes y después mama izquierda reconstrucción unilateral

Antes y después mama izquierda reconstrucción unilateral

Ventajas de las prótesis y expansores: técnica sencilla mínimas cicatrices y poco traumáticas.
Desventajas: Requiere una buena calidad de piel o cobertura de la prótesis. Como todo implante puede sufrir un rechazo o contractura o desplazamiento. Aunque hoy en día es raro que se rechacen los implantes o prótesis de silicona ni los expansores. En el caso de los expansores se requieren sesiones periódicas para ir rellenándolo y un par de intervenciones, la primera para colocarlo y la segunda para cambiarlo por una prótesis definitiva (excepto en los casos de expansores definitivos).

PROCEDIMIENTOS ACCESORIOS

Reconstrucción de la mama contralateral (elevación, reducción, colocación de implantes, etc)

Una parte fundamental  de la reconstrucción mamaria es entenderla como un todo en el cual no solo hay que “reparar” los estigmas generados por  los procedimientos y tratamientos oncológicos curativos, sino que que hay que  recuperar, dentro de lo posible, la simetría y estética de las dos mamas. En la Unidad de Mama de Clinica Sanza es una premisa básica el restaurar lo mejor, lo más pronto y lo más natural posible la apariencia del pecho. Para esto elegimos siempre el procedimiento más adecuado a cada caso en particular, siempre en contacto directo con los especialistas oncológicos  y siempre con la intención de restaurar la autoimagen de cada paciente en un marco de seguridad, naturalidad y sencillez del procedimiento a emplear.

Por tanto, es necesario no solo reparar y minimizar las secuelas en el pecho  afectado sino también  simetrizar y  mejorar el pecho contralateral cuando sea necesario. Para esto se llevaran a cabo diferentes procedimientos que pueden incluir  elevación, reducción o aumento del pecho contralateral, con el fin de  proporcionar armonía y simetría.

Reparación del complejo areola pezón y cicatrices (injerto,
colgajo, micropigmentacion y tatuaje medico)

Una vez finalizado el proceso de reparación y  simetría mamaria puede ser necesario  la reconstrucción del complejo areola pezón (CAP).

Existen diferentes técnicas que se emplean según sea el caso, entre las más  utilizadas esta: creación de un CAP a partir del CAP contralateral; los  injertos de mucosa; la reconstrucción mediante colgajos de piel laterales, infiltración de rellenos,  el tatuaje de la areola y para camuflar cicatrices periareolares. Por otro lado también puede ser necesario algún retoque quirúrgico para minimizar alguna cicatriz, aplicación de láser, corticoides intracicatrizales, o terapia con  silicona en parche o gel. Cualquiera de estas técnicas servirán para pulir y mejorar la estética de la zona una vez finalizado el proceso de reconstrucción.

Fisioterapia y rehabilitación

Una vez efectuados los diferentes procedimientos  reconstructivos puede ser necesaria la intervención del equipo de rehabilitación y fisioterapia de la Unidad de Mama de Clinica Sanza, para  llevar a cabo drenajes linfáticos postquirúrgicos, movilización activa-pasiva,  activación muscular y circulatoria, aplicación de maquinas para  recuperación y terapia antiinflamatoria.

Necesario sobre todo en aquellas reconstrucciones que incluyan un vaciamiento glandiolar que ocasione problemas de linfedema, inflamación o dolor muscular.